lunes, 19 de noviembre de 2012

eL mAESTRO Lezama Lima

"Como el ombú no busca caminar en el desierto, es la casa del desierto, el sitio donde cae la noche y las estrellas. Es como una protección tierna ante la grandeza. Es esta frase de Ricardo Güiraldes: 'Sentí que soledad me corría por el espinazo, como un chorrito de agua'. La atractiva gracia de la frase radica en la fulminante contraposición y soldura de la soledad, y lo que corre por el espinazo, con la rica esencialidad de la médula, y el gracioso diminutivo chorrito de agua. Al fundirse en punto de gracia, la fuerza de la frase, sin perder el toque de su vigor, se irisa con ternura".

 

063

No hay comentarios:

Publicar un comentario