jueves, 25 de octubre de 2012

Poema encontrado en la tumba del Xuxuyoc, cacique incaico de Jujuy

 

‎"Alguna vez, al discurrir los siglos, igual que el viento a la liviana tierra, la mísera memoria de los hombres se acercará hasta aquí. Vendrán a verme y ofenderán mis huesos y mi sombra las espectaculares manos de la historia.
Yo, el Xuxuyoc, ordeno para entonces: Dejadme en paz. Yo he sido un hombre igual a todos, como todos, vano. Buscadme en el ancestro de mi pueblo, en la raíz de un grito de pelea, en los espasmos del placer o el odio, en el tambor final de la mirada de un hombre de mi raza, allí estoy yo.
Este gastado polvo es nadie y nada. En el futuro se erguirá de nuevo. Pero no seré yo, yo ya estoy muerto. Mi eternidad es esta piedra rota."


(Poema encontrado en la tumba del Xuxuyoc, cacique incaico de Jujuy)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada