miércoles, 26 de agosto de 2009


" NO ACABARÁN MIS FLORES
NO CESARÁN MIS CANTOS.
yO, CANTOR, LOS ELEVO.
SE REPARTEN, SE EXPARCEN..."
poesía Maya






MATRERO

Resueyo del monte cuajao en coraje.
Altivo aletaso de la libertá.
Cerno endurecido de macheses gauchas
que sólo la muerte consiguió ablandar.

Corasón caliente de los campos potros
latiendo en la entraña de la soledá.
Tutano'e los cerros filosos y ariscos.
Colmiyo'e la sierra. Facón del pajal.

Tropero de sombras, domador de rumbos,
patrón de horisontes baquiano y audás,
tu vida jué un libre volido de toldo
surciendo distancias, sin nunc'anidar.

Tuviste por cama los pastos del monte.
Por techo, el ramaje del coroniyal.
Jué arruyo'e tus sueños el canto'e los ríos
y el silbo'e los vientos entre'l flechiyal.

Dos gauchos con alas rondaron tus noches:
el tero alarife y el libre chajá.
Y en los recovecos de tus madrigueras
sus trampas d'espinas armó el ñapindá.

Y cuando crusaste, tajiando la noche,
s'hinchó el campo'e lomas pa verte pasar;
chistó la lechusa, cayaron los tigres,
y los cimarrones dejaron de auyar.

Pa vos lució el alba sus pilchas rosadas;
pa vos abrió flores punsó el sucará;
por vos munchas noches la luna, mimosa,
en l'anca'e tu flete se vino a sentar.

Y juiste la estampa más gaucha y airosa
qu'en sueños las chinas miraron pasar,
prendido a los flecos del poncho el misterio
¡y al cinto el rumbero de la libertá!
Serafín J. Garcia. Tacuruces

domingo, 23 de agosto de 2009


" NO ACABARÁN MIS FLORES
NO CESARÁN MIS CANTOS.
yO, CANTOR, LOS ELEVO.
SE REPARTEN, SE EXPARCEN..."
poesía Maya





El consumismo ha convertido a América Latina en una escuela del crimen: Galeano



Efe, San José, 22 de junio ¤ El libre mercado y el consumismo han convertido a América Latina en una "escuela del crimen'' donde la injusticia funciona como la "directora'', con 70 millones de niños viviendo "en la pobreza absoluta'', sostuvo el escritor uruguayo Eduardo Galeano.
"El poder se encuentra en guerra contra los mismos pobres que fabrica y ahora busca descargar sobre el narcotráfico la total responsabilidad de la delincuencia y los conflictos que la pobreza genera, para exonerar al sistema de responsabilidad por estos hechos'', añadió Galeano al clausurar la víspera el XIV curso interdisciplinario del Instituto Interamericano de Derechos Humanos, con sede en Costa Rica
El autor de Las venas abiertas de América Latina indicó que se ha llegado al extremo de castigar al "de abajo lo que no se castiga al de arriba'', pues "se sanciona como delito penal el robo chico, pero el robo grande se le ve como parte de la iniciativa privada''. Además, la prensa y la televisión enseñan violencia y consumismo, consideró, pues quien "no compra no existe y quien no tiene no es''.
"La seguridad pública se ha convertido en una obsesión pública'' y los gobiernos latinoamericanos confiesan su incapacidad para terminar con la delincuencia, "pero jamás confiesan que ésta es una guerra contra los pobres que generan sus propias acciones'', agregó.
También criticó al poder, porque "los niños ricos son tratados como si fueran dinero, a los que hay que proteger y llevar a sus escuelas con guardaespaldas y carros blindados; a los pobres se les trata como basura y a los de en medio se les mantiene atados a la pata de un televisor''.
Advirtió que ésta "es una sociedad en la que 70 millones de niños viven en la pobreza absoluta, convertida en una fábrica de pobres, a quienes les prohíbe el acceso a la riqueza que pregona''.
El sistema productivo imperante, continuó, "que desprecia a los viejos y expulsa de su seno a uno de cada dos niños'', hace trizas el tejido social comunitario y lanza el insulto de ofrecer a la población los productos que niega con la pobreza, sentenció.
Para Galeano, la solución de la contradicción está en "perder el medio a recordar y tomar conciencia de esta realidad''.
El también autor de la trilogía Memoria del Fuego advirtió que los latinoamericanos "vivimos en una nave en que cada día son más los náufragos que quienes viajan en camarotes de primera''.
"Si no se toma conciencia de esta realidad, los manotazos de los náufragos que cada vez son más, harán zozobrar la nave y nos hundimos todos'' concluyó.


jueves, 13 de agosto de 2009

" NO ACABARÁN MIS FLORES
NO CESARÁN MIS CANTOS.
yO, CANTOR, LOS ELEVO.
SE REPARTEN, SE EXPARCEN..."
poesía Maya


LAS CIUDADES

Volver a Poemas

En las ciudades
Hablan
Hablan
Pero nadie dice nada

La tierra desnuda aún rueda
Y hasta las piedras gritan

Soldados vestidos de nubes azules
El cielo envejece entre las manos
Y la canción en la trinchera

Los trenes se alejan por sobre cuerdas paralelas

Lloran en todas las estaciones

El primer muerto ha sido un poeta
Se vio escapar un pájaro de su herida

El aeroplano blanco de nieve
Gruñe entre las palomas del atardecer

Un día
se había perdido en el humo de los cigarros

Nublados de las usinas Nublados del cielo
Es un espejismo

Las heridas de los aviadores sangran en todas las estrellas

Un grito de angustia
Se ahogó en medio de la bruma
Y un niño arrodillado
Alza las manos

TODAS LAS MADRES DEL MUNDO LLORAN

De Halali, 1918
Traducción de José Zañartu

domingo, 2 de agosto de 2009

" NO ACABARÁN MIS FLORES
NO CESARÁN MIS CANTOS.
yO, CANTOR, LOS ELEVO.
SE REPARTEN, SE EXPARCEN..."
poesía Maya


LV
ESPINAS, vidrios rotos, enfermedades, llanto
asedian dia y noche le miel de los felices
y no sirve la torre, ni el viaje, ni los muros:
la desdicha atraviesa la paz de los dormidos,
. . .
el dolor sube y baja y acerca sus cucharas
y no hay hombre sin este movimiento,
no hay natalicio, no hay techo ni cercado:
hay que tomar en cuenta este atributo.
. . .
Y en el amor no valen tampoco ojos cerrados,
profundos lechos, lejos del pestilente herido,
o del que paso a paso conquista su bandera.
. . .
Porque la vida pega como cólera o río
y abre un túnel sangriento por donde nos vigilan
los ojos de una inmensa familia de dolores.
. . .
Pablo Neruda.


De una filosofía basada en
las costumbres




a mis espaldas, quiero creer


que la razón no me engaña


que aún tengo la libertad


para decir que no, para decir que si




que aún tengo esa costumbre nueva


de escuchar en mi oreja


el bien y el mal


sin saber lo que esperar


hijo de una verdad


acostumbrada a la voz de la conciencia...



En la Metafísica de las costumbres (1797)


Kant describió su sistema ético, basado en la idea de que
la razón es la autoridad última de la moral. Afirmaba que los actos de
cualquier clase han de ser emprendidos desde un
sentido del deber que
dicte la razón, y que ningún acto realizado por conveniencia o sólo por
obediencia a la ley o costumbre puede considerarse como moral. Describió
dos tipos de órdenes dadas por la razón: el imperativo hipotético, que dispone un curso dado de acción para lograr un fin específico; y el imperativo
categórico
, que dicta una trayectoria de actuación que debe ser
seguida por su exactitud y necesidad.


El imperativo categórico es la base de la moral y
fue resumido por Kant en estas palabras claves: “Obra como si la máxima de tu
acción pudiera ser erigida, por tu voluntad, en ley universal de la naturaleza”.

Las ideas éticas de Kant son el resultado lógico de su
creencia en la libertad fundamental del individuo, como manifestó en su Crítica
de la razón práctica (1788). No consideraba esta libertad como la libertad no
sometida a las leyes, como en la anarquía, sino más bien como la libertad del
gobierno de sí mismo
, la libertad para obedecer en conciencia las leyes del
Universo como se revelan por la razón. Creía que el bienestar de cada
individuo sería considerado
, en sentido estricto, como un fin en sí mismo
y que el mundo progresaba hacia una sociedad ideal donde la razón “obligaría a
todo legislador a crear sus leyes de tal manera que pudieran haber nacido de la
voluntad única de un pueblo entero, y a considerar todo sujeto, en la medida en
que desea ser un ciudadano, partiendo del principio de si ha estado de acuerdo
con esta voluntad”.

En su Crítica de la razón pura (1781)


Kant sostenía que las personas no pueden comprender la
naturaleza de las cosas
en el Universo, pero pueden estar racionalmente
seguros de que lo experimentan por sí mismos
. Dentro de esta esfera de la
experiencia, nociones fundamentales como espacio y tiempo son ciertas.

" NO ACABARÁN MIS FLORES
NO CESARÁN MIS CANTOS.
yO, CANTOR, LOS ELEVO.
SE REPARTEN, SE EXPARCEN..."
poesía Maya

L A M E M O R I A

Los viejos amores que no están,
la ilusión de los que perdieron,
todas las promesas que se van,
y los que en cualquier guerra se cayeron.
Todo está guardado en la memoria,
sueño de la vida y de la historia.

El engaño y la complicidad
de los genocidas que están sueltos,
el indulto y el punto final
a las bestias de aquel infierno.

Todo está guardado en la memoria,
sueño de la vida y de la historia.

La memoria despierta para herir
a los pueblos dormidos
que no la dejan vivir
libre como el viento.

Los desaparecidos que se buscan
con el color de sus nacimientos,
el hambre y la abundancia que se juntan,
el mal trato con su mal recuerdo.

Todo está clavado en la memoria,
espina de la vida y de la historia.

Dos mil comerían por un año
con lo que cuesta un minuto militar
Cuántos dejarían de ser esclavos
por el precio de una bomba al mar.

Todo está clavado en la memoria,
espina de la vida y de la historia.

La memoria pincha hasta sangrar,
a los pueblos que la amarran
y no la dejan andar
libre como el viento.

Todos los muertos de la A.M.I.A.
y los de la Embajada de Israel,
el poder secreto de las armas,
la justicia que mira y no ve.

Todo está escondido en la memoria,
refugio de la vida y de la historia.

Fue cuando se callaron las iglesias,
fue cuando el fútbol se lo comió todo,
que los padres palotinos y Angelelli
dejaron su sangre en el lodo.

Todo está escondido en la memoria,
refugio de la vida y de la historia.

La memoria estalla hasta vencer
a los pueblos que la aplastan
y que no la dejan ser
libre como el viento.

La bala a Chico Méndez en Brasil,
150.000 guatemaltecos,
los mineros que enfrentan al fusil,
represión estudiantil en México.

Todo está cargado en la memoria,
arma de la vida y de la historia.

América con almas destruidas,
los chicos que mata el escuadrón,
suplicio de Mugica por las villas,
dignidad de Rodolfo Walsh.

Todo está cargado en la memoria,
arma de la vida y de la historia.

La memoria apunta hasta matar
a los pueblos que la callan
y no la dejan volar
libre como el viento.
Leon Gieco